¿Utopía?

No tenemos nada que temer.